Casa rural Le Clos de la Garenne

Le Clos de la Garenne
Charentes - Costa atlántica

Parque de la casa rural

Para descansar y observar la naturaleza

Cual sea su alojamiento en la propiedad (una habitación de huéspedes, el apartamento o la casa rural), aprovecharán el gran parque cerrado de paredes antiguas de piedra y su diversidad vegetal y animal

Las personas con discapacidades podrán pasear en las terrazas y los caminos.

Esos 4 hectáreas de naturaleza, por medio salvajes, albergan flora y fauna muy interesantes, típicas de nuestra región al clima dulce y húmedo. Se dividen en varias zonas:

  1. el bosque de la "Garenne" o conejera
  2. los prados y el proyecto de estanque
  3. el vergel, la huerta y el gallinero
  4. los jardines
  5. el aparcamiento
  6. los pasillos
  7. las terrazas
  8. los edificios

La Garenne es el último vestigio de la inmensa selva que cubría la región en el pasado. Sus robles y otros arboles se reproducieron en paz durante siglos hasta la tormenta de 1999. Hoy, es un espacio natural de 2 ha donde viven erizos, conejos, pequeños roedores, insectos entre los que están muchas mariposas y libélulas, sapos y lagartos etc. Un coipo y una brocha perdidos y zorros ya han sido observados allí.

Muchos pájaros nos encantan con sus cantos y gorjeos. Para los aficionados, hay binoculares y libros de aves y mariposas en el salón. Podrán observar tórtolas, palomas, abubillas, golondrinas, búhos, lechuzas, gavilanes y halcones, picos y arrendajos, jilgueros, pinzones, mirlos, ruiseñores etc.

Nuestra burra, Fanfan, pasta en los prados y a veces en el bosque. Las gallinas picotean en el vergel y el bosque. Excel, nuestro boxer, esta vigilando a todos.

Por todas partes, encontrarán bancos, mesas y sillas, hamacas para descansar, mirar, escuchar.

Hay un espacio para los niños con columpios, otros para jugar al balonvoleabádminton, ping pong o petanca.